En general se te pueden presentar las siguientes situaciones:


1- Que no te caliente nada... es decir, enciendes y la temperatura inicial que es la temperatura ambiente, no cambia nada.

2- Que te caliente pero muy lentamente y llega a una temperatura que no es la que necesitas

3- Que te caliente a buen ritmo pero se 'estanca' o 'detiene' antes de llegar a la temperatura objetivo


Cada una tiene causas distintas y las vamos a explicar:


1- No te calienta nada:


Este es un daño con el que tenemos que lidiar alguna vez en la vida útil de la impresora 3D, pero curiosamente no porque se dañe la cama calefactada en sí (es posible, pero poco probable), sino porque se daña la electrónica que permite el control de esa cama, en particular la tarjeta RAMPS.


En una impresora 3D Tairona Prusa, la vida útil normal supera el año, pero eso depende mucho de las condiciones del equipo (donde está puesto) y del esfuerzo que tiene que hacer para calefactar. Por ejemplo, en un lugar frío es mayor el tiempo que debe encender y por tanto su vida útil corre más rápido que en una ciudad cálida. Asímismo, si lo que se imprime constantemente es ABS, que requiere calefactar a 100°C, debe hacerse más esfuerzo que calefactar a 70°C que necesita el PLA. Por tanto, decir que se tiene un periodo u otro de vida útil es difícil.


Hay otra opción, y es que los cables se hayan desoldado o roto. Es poco probable porque sucede normalmente es por una tensión indeseado o involuntaria, pero es posible. Así que antes de probar cualquier elemento de la electrónica te invitamos a revisar las conexiones, para ello visita este artículo.


Si has validado que los cables están bien conectados, tanto la soldadura de la PCB (cama) como los cables a la tarjeta RAMPS, entonces te invitamos a hacer la prueba que nos indicará si el daño está en la RAMPS. 

Importante: ten en cuenta la polaridad a la hora de conectar la PCB y mientras hagas conexiones, ten desconectada la impresora 3d de la toma de corriente para tu seguridad



En la prueba anterior, si la cama calienta bien hasta 100°C (entre 10-15min es lo normal), el daño es de la RAMPS. Si no calienta nada, es la cama calefactada la que debes cambiar.


2- Te calienta muy lentamente y no llega a la temperatura


Hay dos posibles causas de esto (ya verificando que la soldadura está bien), y son:


1- Que el termistor que mide la temperatura de cama se haya desprendido de la cama, por tanto no hay contacto y no está midiendo la temperatura real. Si este es el caso, darse cuenta es sencillo con dos pruebas:

- Verificar visualmente que el termistor está cubriendo el orificio o perforación que hay en el centro de la cama, o bien, observando desde el frente de la impresora 3d al nivel de la cama, si se observa cinta despegada y 'en el aire'.

- Lo anterior si se complica, se puede omitir si cuando calefactamos cama la temperatura se mueve lentamente pero tocamos con mucho cuidado la superficie y percibimos que sí está calentando correctamente. 


Las posibilidades de esta opción son bajas, pero existen... la más probable, sobretodo si te tiene tiempo con la impresora 3d, es...


2- La fuente de poder. 


Para verificarlo, la prueba anterior del video puede ser de gran ayuda. La fuente cuando se daña no necesariamente deja de arrojar corriente, a veces arroja pero no la suficiente. Para ello, si hacemos la prueba del video antes, debemos observar que la cama si calienta, pero lo hace mucho más lento y además se queda a una temperatura muy inferior a la deseada y esperada. De ser así, es hora de cambiar la fuente de poder


3- Te calienta a un ritmo 'normal' pero igual no llega a la temperatura


En este punto es valioso quizás aclarar qué es ritmo lento y 'normal'. Eso depende de la impresora 3d. 

Tairona Prusa: Debe llegar a 70°C en 5-6min y a 100°C en 12-15min. A veces si es ciudad fría, en un poco más. No debería tardar más de 20min.

Tairona XL o XL doble extrusor: Al ser una cama más grande, tarda un poco más. A 70°C tarda entre 6-8min y a 100°C cerca de 16-20min.


Independiente de lo anterior, si llega a ser la cama, normalmente esta calienta hasta una temperatura cercana al máximo... 85°C-90-95°C, y es allí donde se detiene. A diferencia del caso anterior, que si se queda muy por debajo (quizás <80°C). Esa es la diferencia.


Si este es el caso, la cama calefactada es lo más segura causa. Ahora bien, puede que sea el conjunto cama-electrónica que no permite el calentamiento efectivo y rápido. Esto es solventable con la actualización de relé de estado sólido. Más información puedes encontrar en el video siguiente. COmo verán, esta actualización es más necesaria en Tairona XL o XL doble extrusor, pero también aplica para Tairona Prusa. La ventaja, además de mayor efectividad en el calentamiento de la cama (más rapidez y mejor eficiencia energética), es que la RAMPS se proteje porque no es el elemento que ahora calefacta la cama sino el relé SSR.




Si las dudas persiste, escríbenos a soporte@somosmaker.com